lunes, 29 de abril de 2013

Hipócritas

1.- ¿Qué le ocurre a la Iglesia católica con el sexo? ¿Por qué sus mayores desvelos se encaminan siempre hacia asuntos con él relacionados: el divorcio, el matrimonio homosexual, el aborto, etc.? ¿Es la represión a la que se someten, que obnubila las mentes y ciega los entendimientos? ¿O se trata más bien del puro sadismo de quienes pretenden hurtarle al ser humano uno -quizás el mayor- de los pocos placeres que la vida nos ofrece? San Pablo, que era chiquitillo, feo y dicen que epiléptico y, por tanto, con casi nulos atractivos para las mujeres, situaba la castidad por encima de todas las virtudes, después de la caridad, considerando el matrimonio como un mal menor, para los que no eran capaces de soportar el ardor de la carne. ¿Viene todo de él? Si es así, dos mil años de historia no sólo no han logrado cambiar este pensamiento, sino que lo han agravado con una intransigencia que no tiene parangón en el pensamiento humano.
2.- ¿Me pregunto qué hace el papa, qué hacen los cardenales, qué hace el señor Rouco Varela condenando el aborto? Lo he dicho ya alguna vez y lo repito: los hombres que se atreven a emitir un dictamen (no digamos ya a legislar) acerca del aborto juegan sucio, hacen trampas, son como los tahures que se enfrentan a sus contrincantes en el poker con las cartas marcadas. ¿Motivo? ¿Qué más motivo quieren su santidad y sus eminencias reverendísimas que el hecho archidemostrado de que el hombre jamás se encontrará en el dilema de si abortar o no, puesto que hasta ahora, que sepamos, no tiene la posibilidad de sufrir un embarazo? Hay que ser un fullero de una categoría monumental para condenar aquello que por mucho que quieras nunca tendrás la oportunidad de realizar. Hay que ser un canalla.
3.- Defensa de la vida. Eso llaman a la condena del aborto. Y se quedan tan satisfechos. Hombres cultos, con estudios graves, profundos, ¿y no advierten que esa expresión, defensa de la vida, encierra una idea tan general que, en realidad, no dice nada? ¿O es que nuestros santos padres están dispuestos a sufrir sin oponer resistencia un ataque de pulgas, o de garrapatas, o de bacterias Gram positivas o Gram negativas, por poner sólo algunos ejemplos insignificantes? Todos estos bichitos tienen vida, forman parte de la vida y, sin embargo, no hay padre de la Iglesia que no se revuelva contra ellos. ¿Entonces? Hombres tan doctos y bien alimentados,  ¿no comprenden que al que hay que defender es al individuo, a los seres concretos que pueblan este mundo?
4.- Defensa de la vida mientras los individuos se van muriendo a chorros en brazos de la miseria producida por las desigualdades y los desequilibrios económicos, en realidad por la codicia de unos pocos que se apoderan con toda clase de artimañas de los bienes que deberíamos disfrutar entre todos. Nada menos que diecisiete mil (17.000) niños mueren diariamente en el mundo de inanicción, es decir, de hambre, sin que la Iglesia católica mueva un sólo dedo por ellos. En España, sin ir más lejos, cuánta gente, incluidos niños bien pequeños, están entrando en lo que eufemísticamente se llama exclusión social, que no es otra cosa que la pobreza extrema provocada por una crisis económica que en realidad es una estafa. ¿Alguien oye al señor Rouco Varela o alguno de sus corifeos levantar su mayestática voz en defensa de la vida de estos seres humanos? El obispo de Alcalá habla todos los días de los homosexuales como si hubiera perdido la razón; pero de los que día tras día están perdiendo sus viviendas y quedándose en la calle, esa es una tarea que compete directamente a Dios, al que deben dirigirse los afectados. Y que no me vengan con la historia de Cáritas. Porque Cáritas, que está haciendo una buena labor asistencial, aunque orgánicamente depende de los obispos, no recibe de la Iglesia más que el dos por ciento de su presupuesto. El resto les llega de las subvenciones del gobierno, es decir, del dinero de todos los españoles, y de las aportaciones de particulares, católicos o no. He aquí la primera pata de la hipocresía eclesiástica
5.- La segunda pata de la hipocresía eclesial es mucho más grave aún. ¿Más grave? Veámoslo: sus eminencias condenan el aborto bajo la afirmación rotunda de que se trata de un crimen, de un atentado contra la vida, de un asesinato. Condenan la supresión de un puñado de células, de un proyecto de individuo, si se quiere, y al mismo tiempo no tienen inconveniente en situarse a favor de la pena de muerte, es decir, de la eliminación de un ser humano completo, hecho y derecho, en el pleno disfrute de su ciclo vital. La Iglesia no ejecuta a nadie, pero el Vaticano sigue siendo uno de los pocos Estados del mundo que aún defienden la pena de muerte. El catecismo de la Iglesia católica actualmente en vigor dice textualmente: La enseñanza tradicional de la Iglesia no excluye, supuesta la plena comprobación de la identidad y de la responsabilidad del culpable (estaría bueno que se cargaran al primero que encontraran por la calle), el recurso a la pena de muerte. Y con la tradicional habilidad diplomática de la curia añade: si ésta fuera el único camino posible para defender eficazmente del agresor injusto las vidas humanas.
6.-. ¿Es posible que reconocidos intelectuales como son las mayoría de los dirigentes de la Iglesia no se hayan percatado de esta flagrante contradición? No, yo creo que no es posible. Creo más, creo que en la actualidad el sistemático ataque al aborto se debe a distintas razones que nada tienen que ver con la defensa de la vida. La primera es el tradicional, el visceral desprecio de la Iglesia hacia la mujer, desprecio justificado por, según cuenta la Biblia, haber sido una mujer la culpable de la pérdida del paraíso y del estado de infelicidad del mundo. Ya no discuten en sesudas sesiones teológicas si las mujeres tienen o no alma, pero las siguen considerando sujetos de segunda categoría, incapaces de tomar decisiones por sí mismas, sin la guía y el control de un hombre. Otra razón se centra en el afán de seguir controlando las conciencias como forma de mantener y asegurar el poder, un afán que viene acompañando a la Iglesia desde el origen de los tiempos. Una tercera consiste en la condena sin paliativos del sexo en cualquier variante que no sea la de la reproducción. En España tienen una razón más: mientras se habla del aborto, de los homosexuales, mientras se montan manifestaciones y tertulias televisivas no se habla de lo que verdaderamente interesa, de un Concordato que hace aguas desde el mismo momento de su firma, de las subvenciones públicas que la Iglesia recibe, de la exacción de impuestos, como el IBI o el IVA, de las inmatriculaciones fraudulentas de edificios que fueron y son públicos, de las inmensas riquezas que la Iglesia guarda para sí y explota en su exclusivo beneficio.
 

15 comentarios:

Grillo dijo...

No me cabe la menor duda:los cardenales que citas, Rouco, el obispo de Alcalá y otros prebostes de nuestra Iglesia católica SON SENCILLAMENTE MALAS PERSONAS.

Supongo que en su fuero interno lo saben pero su hipocresía llega hasta ahí.

Se comenta que el servicio de inteligencia y de espionaje del Estado vaticano es mayor y más fuerte que el de Israel (que tiene enorme fama) o los de la CIA y el FBI. No en balde llevan un par de siglos largos de adiestramiento.

Cuando rebajan a la mujer supongo que excluyen a la virgan María, pero tal vez no a sus propias madres. Desconocen la piedad, les es ajena.

Creo que todo esta va a cambiar lentamente. La gente, creyentos o no, piensan como tú aunque no lo expongan tan bien ni con tantas razones.
Con lo del aborto, por ejemplo, cada mujer hace lo que le da la gana y abortan de un modo u otro,(muchas de ellas corriendo terribles riesgos por falta de economía y llegan a morir en un tremendo desamparo.)

Grillo

Emma dijo...

Las mujeres ( y los hombres) necesitamos que se devuelva la dignidad a las mujeres, tanto tiempo atropelladas y ninguneadas, sobre todo por la "Santa madre Iglesia" en su papel de esposas, madres, silenciosas y sufridas, que tanto dolor les ha causado (a ellas y a sus descendientes) Además de malas personas, como dice Grillo, yo añadiría que son unos COBARDES. Tienen miedo al sexo, tienen miedo de las mujeres, tienen miedo a perder sus privilegios, su poder.
Pero estamos al final de una era, todo se resquebraja, por muchos parches que pongan. Son muchas afrentas que no se pueden contener.

Molón Suave dijo...

Grillo: La veneración de la Virgen María es relativamente reciente, del año mil, más o menos, para acá. Antes había habido leves intentos, pero fue San Bernardo de Claraval, con el rosario el que le dio bríos. En el galimatías de culturas que era el Mediterráneo cuando aparece el cristianismo tenía mucha fuera la diosa madre en las religiones de carácter mistérico. Como el cristianismo era y es ferozmente monoteísta tenían miedo de que, si mencionaban a la Virgen como madre de Dios, los nuevos conversos la tomaran por la diosa que tenían en su religiones anteriores y la adoraran como tal. Es por ello que en los catecismos canónicos se menciona muy poco a la Virgen, positivamente casi sólo en la anunciación, y además, incluso en ésta, siempre en una postura secundaria y marginal. Mucho más hablan de ella los evangelios apócrifos, pero estos no los aceota la Iglesia y quizás sea este uno de los motivos.
Es verdad que en el asunto del aborto muchísimas mujeres creyentes no aceptan la postura de la Iglesia. Ahora mismo hay circulando por internet una carta de una asociación de mujeres católicas dirigida al ministro Gallardón para que no toque la actual ley. En ella se afirma que según recientes estadísticas de cada tres católicos y católicas, dos están a favor de la ley actual. Pero el problema, de aprobarse esa ley, no sería tanto de creencias como ecónomico, porque entonces sólo abortarían con seguridad la mujer que pudiera pagarse un viaje al extranjero y la clínica correspondiente. Se dice que en tiempos de Franco hubo épocas en que cada año 50.000 españolas iba a abortar a Londres. NO sé si será una exageración, pero en cualquier caso la gran putada consiste en que la que no tiene dinero o se jode o se busca un aborto clandestino, con todos los riesgos que éste comporta. Esto lo sabe Rouco y todos los obispos españoles, pero su hipocresía es en realidad maldad, como tú bien dices, sadismo puro, vamos.

Molón Suave dijo...

Enma: Bienvenida. Tienes razón, también los hombres necesitamos que se le devuelva la dignidad a las mujeres, la libertad y la capacidad para actuar plenamente según el dictado de su conciencia. Los hombres no necesitamos sirvientas, en ningún sentido, sino compañeras. Lo mismo que vosotras no necesitáis de ningún amo, por muy protector que se ponga. Y en todo, en efecto, la Iglesia ha hecho un daño enorme. Y lo sigue haciendo. Son malos. Creyéndose buenos, no les tiembla el pulso para cometer las mayores tropelías y barbaridades. Son cobardes y sádicos. Lo detienen todo, intentan frenarlo todo. A título de ejemplo, si la Iglesia católica no hubiera existido ya estarían vencidas muchas de las actuales enfermedades que azotan a la humanidad. No hay más que ver un poco la historia para darse cuenta de esto. Y sí, hoy todo se resquebraja y hay grandes esperanzas de cambio, pero a costa de un sufrimiento que no tendría que producirse si toda esta caterva hiciera mutis por el foro de una vez.

Lansky dijo...

Suscribo tu post y los comentarios de Emma y Grillo en su integridad, pero…tengo preguntas La jerarquía de la iglesia católica es como al asociación del rifle en EEUU, que a pesar de las evidencias en contra mantiene que poseer armas sin apenas restricciones es mejor para todos. Los jerarcas (distingo de los creyentes) opinan contra toda evidencia y toda compasión en temas como el aborto ¿por qué? La asociación del rifle está nutrida por descerebrados y unos pocos cínicos con intereses en la industria armamentística, pero ¿por qué la Iglesia apoya estas necedades dañinas?, ¿la respuesta es simplemente que Rouco y los demás son malvados? ¿Qué hay detrás? No hay compasión, no hay mensaje cristiano, pero supongo que hay intereses ¿cuáles? ¿La consabida opresión de inteligencias y voluntades de siglos? Entonces, por qué no yo, que soy ateo/agnóstico, sino gentes básicamente buenas no se salen públicamente de esta organización por muy practicantes que sean? No lo entiendo. Por señalar: Rouco puede ser un sociópata (yo creo que lo es), pero algún creyente que conozco y vosotros también, no, ¿entonces?

harazem dijo...

Bueno, Molón, ya sabes lo que pienso del cristianismo, al que si le encuentro algunos valores positivos fueron los añadido en el mejunje que se curró Pablo, su inventor, y que robó directamente de las filosofías humanísticas paganas, el estoicismo por ejemplo. El cristianismo supuso al pensamiento evolutivo de la humanidad en el momento de su expansión lo que el nazismo al pensamiento alemán heredero de la Ilustración.

Joder, es que sólo hay que leer a los Padres de la Iglesia y sobre todo, sobre todo, las actas del Concilio de Elvira que serían las que impondrían la panda de malas bestias que lo redactaron, entre ellos nuestro atroz Osio, poco después a sangre y fuego al resto de los humanos. Y en el tema de la mujer es incontestable que si el paganismo era machista,el cristianismo era directa, cruelmentemente misógino. Eso por no hablar de que inventó la xenofobia y el racismo como formas de gobierno. Lo dicho el nazismo del siglo II, con la desgracia de que consiguió vencer y reinar hasta hoy.

Molón Suave dijo...

Lansky: Entre los científicos se conoce el prejuicio paradigmático (no sé si es exactamente este nombre), a causa del cual se agarran a una teoría y no están dispuestos a abandonarla por más que le pruebe que ya no es valida, sencillamante porque no lo ven. Puede que algo de este haya, aparte de la mala leche particular de cada uno. En la Iglesia (y esta es para mí sus dirigentes, los fieles no pintan nada en ella más que obdecer)se da además el hecho de ser una organización poderosa, con una larga historia,de modo que pertenecer a su cúpula debe constituir un privilegio por el que luchan con uñas y dientes, algunos puede que incluso de manera inconsciente (esto siendo benévolo tela)
La pregunta de porque creyentes honrados no se salen de la Iglesia me la he hecho yo también muchas veces. Y se la he hecho incluso a algún cura progre de los que hubo a finales de los sesenta y principios de los setenta. Aquellos curas (dos en concreto) pensaban (tal contestaron) o tenían la esperanza de que la Iglesia podía cambiar. A mí, en cambio, me daba la impresión de que tenían miedo. Conozco también a tres sacerdotes que colgaron la sótana y no les resultó nada fácil. Un jesuita en la Córdoba de los primeros setenta, tuvo incluso que ponerse a vivir maritalmente con su novia para que le concedieran la dispensa. Eso después de haberle aplicado un buen montó de electrochoques y de comas insulínicos para que desistiera de su deseo de abandonar. Lo de los seglares me resulta imposible de entender. Los tengo en mi propia familia, son buena gente, pero no les hables mal de la Iglesia, no se lo creen.

Molón Suave dijo...

Harazem: Totalmente de acuerdo, Manuel. El cristianismo, especialmente en su versión católica, es una de las mayores desgracias que le han sucedido a la humanidad. Católico, no hace falta que te lo diga, significa universal. Y esta era y es su ambición: montar una teocracia universal en la que no se moviera ni Dios. Pero si por oponerse se oponían hasta a crear un canal de riego, afirmando que si Dios hubiera querido una tierra regada ya hubiera puesto un río. O cuando defendían que las enfermedades eran obra del demonio y sólo podían curarse rezando. Y sin embargo hay siguen: con un montón de poder, con más dineros todavía y reviviendo y asentándose de nuevo en lugares de los que parecía que se desinflaba, como en esta Córdoba nuestra llena de procesiones todos los días como en el mejor periodo medieval

Grillo dijo...

Molón, no sabía que la adoración a la Virgen María fuera tan reciente, desde alrededor del año mil. Naturalmente te creo porque es obvio que estás muy puesto en estas cosas. El fenómeno de la fe y las religiones me parece interesantísimo sin necesdidad de mucho ahondar ni empaparme todos los credos ni recordar las muchas biblias y cualquiera que fuese el Concilio en el que un Papa dijo - Hasta aquí hemos llegado con el choteo y a partir de ya solo se da por buena esta versión de la Biblia, (pero debió andar por el siglo VI o algo.)

Interesantísimas las religiones, digo, como interesante la historia del arte, de la medicina o tantos otros asuntos.

No obstante, me quiere sonar que ya por el siglo II hubo un tal Ireneo, santo supongo, que inició la adoración a la Virgen María con definitivo éxito y seguidores hasta esta misma tarde.

Personalmente muy pronto creí que lo del monoteísmo pertinaz y rabioso de la iglesia católica se vino abajo con cierto disimulo y falta de aceptación de las gentes por lo que quiera o diga la jerarquía. No sé de cuándo datará la adoración o el culto a 'deidades' variadas y caprichosas.

Hoy día vemos imágenes, capillas y catedrales dedicadas a santos santas y ángeles o arcángeles por doquier y la iglesia no tiene más hostias que tragar. Vuelta al politeísmo.
Por decir algunos a bulto: San Fermín de los navarros, La iglesia de Santa Gemma Galgani, El cristo de la salud, La virgen de Montserrat, la de Guadalupe y, lo que ya me parece un cachondeo de TBO: he visto en no recuerdo qué iglesia de Madrid un altar propio con Monseñor Escrivá de Balaguer, santo perdío el tío, con el alzacuellos, los zapatos Yanko, con sus gafas y un reloj Cassio en la muñeca y velas, flores, y eso.

La cúpula amenaza con fuerte coercción a la grey, predican, prohiben, viven forrados, son pederastas, no pagan IVA ni IBI y hacen lo que se les pone en los güevos, pero el personal de a pie en el fondo hace lo mismo: follan a destajo, abortan, se congregan en romerías paganas, y piensan lo del baturro aquél montado en un asno por la vía del tren que se aproximaba y sin volver la cabeza decía - Chufla, chufla, que como no te apartes tú...

Óle la gente.

Por tu sante madre, Molón: quita esa letrujas tan ilegibles. No somos robots aunque la Iglesia lo deseara.

Molón Suave dijo...

Grillo: ¿Qué ocurre, no se lee bien el texto? En mi ordenador el tamaño de la letra está bien, pero a lo peor en los que me leen sale letra muy chica. Trataré de agrandarla. A ver si puedo, porque yo de esto del ordenador sé casi lo mismo que de capar centollos, es decir, na.
Por supuesto, antes del año mil hubo quien veneraba a la Virgen, pero siempre, sobre todo al principio, siglos I y II, pero a medida que el cristianismo católico se fue imponiéndose esta veneración prácticamente desapareció, debido, como te decía, a que a la jerarquía no le parecía bien. Siempre hubo quien se acordaba de la madre de Cristo, perono fue hasta ese año mil cuando, ya más que vencidas y hasta aparentemente olvidadas (pervivían en muchas fiestas) las religiones clásicas y, sobre todo, las mistericas, se acabó el miedo de la diosa madre.
En cuanto a las imágenes, es tremendo. La Iglesia modificó a su modo los mandamientos que según la Biblia Moisés recibió en el Sinai, aunque esta misma Iglesia se empeña en decir que son los que sigue. El primero de Móisés dice textualmente: No habrá para ti otros dioses delante de mí. NO TE HARÁS ESCULTURA NI IMAGEN ALGUNA NI DE LO QUE HAY ARRIBA EN LOS CIELOS, NI DE LO QUE HAY ABAJO EN LA TIERRA, NI DE LO QUE HAY EN LAS AGUAS DEBAJO DE LA TIERRA. La Iglesia cambio la primera parte por: "Amarás a Dios sobre todas las cosas", que no ni mucho menos lo mismo que tener un solo Dios. Y se cargó la segunda parte, dando así vía libre a las imágenes su adoración. Para justificarse, la Iglesia dice que el culto fetén, que llama de latría, se le hace a Dios, mientras el de los santos, que llama de dulía, es menor, secundario.
La primera Biblia aceptada es la Vulgata, siglo IV, traducida del griego al latín, con un montón de "apaños", por San Jerónimo, según encargo que le hizo el papa Dámaso, de quien el santo era su secretario. No obstante, la lectura de esta biblia, incluidos los evangelios, estuvo prohibida para los fieles hasta la aparición de Lutero. Como se sabe, en sus distintas versiones, la Biblia es el libro más vendido del mundo (eso dicen), pero pocos son los que la han leído dentro del mundo católico, sobre todo porque a la Iglesia sigue sin gustarle ni un pelo su lectura por los que ella llama "profanos".

Grillo dijo...

Es verdad.... !!! Ahora recuerdo lo de la latría y la dulía. Estas puestísimo; personalmente me gusta y agradezco la información.

Y a lo mejor las letrujas están bien, es que yo ya empiezo a ver menos que una picha dentro de un termo. Me cuesta trabajo y solo he tenido que repetir las palabrotillas y los numerines una vez.
No me veas el caho lupa que me he comprado en 'Tiger' con bombillitas, leds de esos, todo alrededor del círculo del lupón. 6 leuros, oye.

Molón Suave dijo...

Grillo: Bueno, la verdad es que me adoctrinaron bastante. Luego, la parte crítica me la he tenido que mamar yo por mi cuenta, buscando, leyendo,investigando.
Otro sí: ¿No me digas que lees en el ordenador con lupa? Fascinante. Compruebo que las letras de mi blog son como las de Lansky o como las Miroslav. Pero voy a ver si las puedo agrandar, supongo que no será demasiado complicado. Prque si tú ves poco, no veas lo que yo entiendo de esto.

Grillo dijo...

No hombre, no, Molón.
No leo el ordenador con lupa, ni los libros. Tengo una gordota de verdad con leds que solo utilizo para las letras nuy pqueñitas, como ingredientes de cualquier bote de conserva, las miniletras de algún librillo de intrucciones de uso de pequeños electrodoméstoco en 12 idiomas y la otra tarde, en el twilight, para ver las letras y cifras al comentar en tu blog. Hay algunas palabras semimontadas en otras y no distinguía si había una 'eme'en 'bold'o que entre esa y otra letra había un apóstrofe.
Está bien; está bien. Y si no lo hago bien el corrector me hace repetir mostrándome otras claves con menos dudas, casualmente, supongo.

Si no es indiscreto ¿por qué ponéis esos filtros? A lo mejor es bueno y pido que me los ponga a mi también mi 'copiloto' cuando venga a casa a verme.

Molón Suave dijo...

Grillo: Ah, ya decía yo, lo de la lupa, claro. No, yo no tengo puesto ningún filtro. Pero es verdad que me lo encuentro en otros blogs cuando hago algún comentario. Y es cierte, esas letras son criminales. Peor aún los números, que suelen estar como sobre fachadas de casa y como envueltos en niebla. A veces me cuesta enviar el comentario varias veces porque fallo al poner las letras o números. Supongo que el filtro lo pone el sistema para evitar que se meta una máquina y nos llene el blog de comentarios repetidos. Igualmente, supongo que cuando alguien haga algún comentario en su blog se encontrará el filtro también. Por cierto, cuál es tu blog, me gustaría leer algo tuyo.
P.D. Ahora cuando hago este comentario no me aparece el filtro. Entiendo que es porque se trata de mi propio blog y el sistema lo distingue. (lo listos que son los sistemas)

Grillo dijo...

Vale. upongo que lo del filtro dependerá del tipo de blog de cada uno. Soy torpísimo en estas cosas.

El mío - que se llama 'Un grillo de obsidiana' - lo diseñó o lo abrió mi hijo, que sí sabe un montón de eso porque es su oficio. Me preguntó si quería filtros o algo para evitar trolls y le dije que me tenía absolutamente sin cuidado.
Si me vas a ojear no esperes encontrar más que un montón de historias disparatadas y reales que he vivido: cosas del cine, de mis viajes, de la parte anómala o divertida de mi familia, etc. Pero todo, aboslutamente todo lo que cuento ES VERDAD, son cosas ciertas tomadas a cachondeo.
No entiendo esto, mo sé dónde van los posts antiguos... Si encuentras uno que titulé 'Mi abuela Asumpta' te darás una idea general del tono.
[Jodé: estoy viendo las palabras filtro y me voy a tener que pelear con el segundo lote...]