martes, 22 de diciembre de 2009

Bueyes


1.- Lo que necesitamos no son hombres que sepan pensar, sino bueyes que sirvan para trabajar.

Respuesta del ministro católico, apostólico y romano don Juan Bravo Murillo (1803-1873) cuando le solicitaron licencia para construir una escuela para 600 hijos de obreros. El señor Bravo Murillo perteneció al partido moderado y fue ministro de Fomento y de Hacienda y Presidente del Consejo. Un notable ejemplo de gran español tradicional.



2.- El que tenga un padre, o un hermano, o un hijo impío... no conviva ni ande de acuerdo con él, sino que se disolverá el vínculo carnal a causa de la discordía espiritual... que Cristo sea en ti el vencedor.

Clemente de Alejandría (Mediados siglo II- 211 ó 216)



3.- Los padres se oponen, pero es menester desoírlos... tú, doncella, debes aceptar la obediencia infantil. El que vence a la familia ha vencido al mundo.

San Ambrosio, obispo de Milán. (340-397). Doctor de la Iglesia



4.- El que tiene ansia de bienes eternos no hace caso del padre, ni de la madre, ni de los hijos que tuviere.

Gregorio I, papa (540-604)



5.- Y aunque tu padre se hubiese tendido de través en el quicio de la puerta y tu madre descubriéndose el seno te enseñase los pechos con los que te crió... tú pisotearás a tu padre y pisotearás a tu madre... y correrás sin que se te escape una lágrima a enrolarte bajo las banderas de Cristo.

San Bernardo (1090-1153) Abad del monasterio de Claraval, cisterciense. Predicador de la Segunda Cruzada.



6.- Que todas las bocas entonen tu alabanza, Santa Iglesia, ya que estás limpia del fango y de la suciedad de los partidarios de Marción, el loco furioso; lejos de ti también los embustes y las impurezas de Bardaisan, así como el hedor de los apestosos judíos

San Efrén. (306-373) Doctor de la Iglesia

(El subrayado es de un servidor)

a) Marción fue el creador de la herejía marcionita que, en síntesis distingue entre el Yahve, Dios del Antiguo Testamento, y el Dios Padre del Nuevo, capaz de engendrar a su Hijo.

b) Bardaisan fue Bar Daisan (154-222), padre de la poesía Siria, teólogo, astrólogo y filósofo de la corte de Abgar IX de Edessa. En materia de religión, predicaba un sincretismo entre la fe cristina, la filosofía griega y la astrología babilónica. Esta doctrina fue la forma predominante del cristianismo en Edessa y en el reino osroeno hasta el siglo IV.



7.- ¡Qué desgracia! Nos abalanzamos los unos contra los otros y nos devoramos... y siempre bajo el pretexto de la fe, que sirve de tapadera con su nombre venerable a todas las disputas privadas. Nada tiene de extraño pues el odio que nos profesan los paganos, y lo peor es que ni siquiera podemos afirmar que estén equivocados. Eso es lo que hemos merecido con nuestras luchas fatricidas.

San Gregorio Nacianceno (329-389) Doctor de la Iglesia



8.- He oído a nuestros padres el comentario de que antes, durante las persecuciones, sí había verdaderos cristianos. Pero, ¿cómo vais a convertir infieles ahora? ¿Mediante milagros? Ya no existen. ¿Mediante el propio ejemplo de nuestras acciones? Están totalmente pervertidas. ¿Con el amor? De eso no se encuentra ni rastro.

San Juan Crisóstomo (347-407) Doctor de la Iglesia


No hay comentarios: